Noticias

Inicio

>>

Actualidad

>>

Noticias

>>

5 de Octubre de 2018 - 15:00
La alcaldesa de Algemesí se reúne con el delegado del Gobierno para hacer un seguimiento de las medidas a implementar para paliar los daños de la granizada del 1 de julio

La alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, y el concejal de Agricultura, Toni García, han mantenido una reunión con el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, para conocer el estado de las peticiones que el Ayuntamiento ha realizado para paliar los numerosos daños causados a la agricultura de la ciudad por la granizada del pasado 1 de julio. 

El delegado del Gobierno ha explicado las gestiones que se han llevado a cabo. El Ministerio de Agricultura ha propuesto al Ministerio de Hacienda un ajuste de los módulos del impuesto de IRPF de las actividades afectadas, así como abrir líneas de subvenciones destinadas a la obtención de avales para titulares de explotaciones agrarias. El objetivo, en este caso sería atender las necesidades de liquidez ocasionadas de los campos afectados por las adversidades meteorológicas. 

También se está trabajando en implementar acciones en materia de empleo y fomento del trabajo a través del programa del SEPE de inserción de la ocupación agrícola que incluye la vertiente agroalimentaria. 

La alcaldesa de Algemesí, Marta Trenzano, ha manifestado que “la situación en la que ha quedado la agricultura de Algemesí tras la granizada nos preocupa y nos ocupa, por lo que no vamos a parar de reclamar en todas las instancias ayudas para que los agricultores algemesinenses puedan superar las graves circunstancias que les ha creado la inclemencia meteorológica”. 

El Ayuntamiento de Algemesí, a través de la Junta de Gobierno primero y del pleno de la corporación municipal después, articuló las propuesta de subvencionar el con cuatro euros por hanegada del coste del material necesario para cicatrizar más rápidamente las heridas que ha hecho la piedra a los árboles. Así, el propietario que le interese pagará el resto del coste del tratamiento, una medida que cuenta con la colaboración también de empresas Tratamiento Agrícolas Machí y Copal, que aceptaron la propuesta dada la excepcionalidad del caso. 

Al mismo tiempo se pidieron una serie de medidas por parte de otras administraciones para ayudar a los agricultores y los trabajadores del campo que han visto mermados sus ingresos y expectativas laborales.